Press "Enter" to skip to content

El Congreso de los diputados impide que se suprima el impuesto de sucesiones.

A día 30 de Noviembre de 2018

La asociación Blas de Lezo acompañó en el día de hoy a la asociación “Stop Sucesiones ” en la visita al Congreso para presenciar la votación de la supresión del injusto impuesto de Sucesiones, gracias a la iniciativa presentada por Ciudadanos y que ha contado con el apoyo en la votación del PP.

La Impotencia y resignación se ha visto desde los primeros minutos cuando han tachado a los que defienden su supresión de insolidarios y de defender a los ricos.

Varias personas de las que han compuesto la comitiva son personas que están embargadas, a esos que le expliquen los diputados qué es ser rico.

Desde la llegada las condiciones de seguridad han sido extremas, cinco ujieres más cinco policías de paisano para escoltar a poco más de cinco personas.

No se podía ni aplaudir los discursos lógicos, sin embargo la bancada socialista, sobre todo, aplaudía discursos sacados de contexto de que si ellos defendían el interés general o que la propuesta era electoralista porque no se podía pretender suprimir dicho impuesto.

La experiencia de acudir sigilosamente escoltado por policías de paisano sentados con nosotros, cuando nosotros propugnamos la igual salarial de los Cuerpos y Fuerza de Seguridad del Estado, o defendemos la unidad Constitucional y cuando tenemos un comportamiento intachable,  a pesar de los reveses, nos ha parecido un tanto excesiva.

Nunca en un teatro legislativo había podido escuchar tanta demagogia como decir que Cs quiere acabar con el problema acabando con el impuesto, o que los hospitales se pagan gracias a dicho impuesto cuando en realidad querían referirse a los chiringuitos de taifas que se han montado.

Alguno incluso decía que qué era eso de meterse en el feudo estatutario o foral, -es decir- que eso se lo comen y se lo guisan en su parlamento autonómico, que no era necesario acudir al Congreso, como si éste no tuviese nada que decir.

En realidad el Congreso, donde no se puede aplaudir, no se puede gesticular, no se puede poner un folio din A4  para representar el enfado mayúsculo, está absolutamente tomado por las taifas nacionalistas. Somos rehenes de la minorias sociales que son mayoría parlamentaria gracias a un sistema electoral bochornoso, cocinado y amañado que se llama la LOREG.

El parlamento es un sitio muy curioso donde un pleno se llama así porque van todos a votar todos, pero la realidad es que dos y tres horas antes de la votación el número de parlamentarios sentados no llega a 1/6.

El número de miembros del gobierno es 0.

Las intevenciones las hay desde los que no vocalizan y no se entienden bien -no digo como en la TV- , hasta los que hablan que no se les oye con nitidez pasando por los que vocalizan excelentemente, entonan pero luego su discurso es la prueba palmaria de que por delante de la igualdad constitucional está su terruño, su feudo, su cuota de poder que nunca cederán hasta que el sistema no cambie de manera drástica.

Un mortuorio, silencio con tenue ruido de fondo y aplausos de bancadas pagadas a golpe de lingotazo. El resto de asistentes, prohibido aplaudir. Sí, lo han leído bien, en el lugar donde reside la soberanía popular está prohibido aplaudir, no digamos insultar, gritar, vituperar etc, eso ya sabemos que ni en la calle.

Así que ante semejante esperpento democrático hemos optado por irnos ya que eramos los convidados de piedra, los expoliados, los robados y además sin rechistar, no sea que sus Señorias, con su doble moral, se sientan incomodados.

Bien, respondiendo por internet a quien quiera leer, el 99,99% padecerá el impuesto de sucesiones en mayor o menor medida pues son hijos de españoles o residentes en España y que nosotros sepamos ese 99,99% no es rica. Ni es rica ni somos suizos.

El despropósito es cuando además de que te embargan las cuentas te están llamando egoísta por no dejarte robar, insolidario por no querer pagar el impuesto del impuesto, que ya lo pagaste o aparte te achacan que lo que no quieres es pagar hospitales. La cantidad de sandeces y despropósitos por minuto que era tan indignante que el  sólo escucharlas han llevado a todo el grupo a abandonar el Congreso de manera ordenada antes de la finalización de acto. Y es que parecía un tragicomedia.

No podemos enviar fotos del hemiciclo porque también lo prohiben, sacar fotos del hemiciclo semivacío podría ser interpretado por la población como lo que es, aplicando otra normativa interna del Congreso, así que tendrán que conformarse con que las luces verdes es cuando ya ha llegado en suficiente número de diputados como para proceder al voto. Antes es como en algunas clases de Universidad, de esas que el profesor en tan soporifero que por favor, para qué sentarse a escuchar.

No volvemos más para hacer el paripé.

Ésto o la gente despierta del letargo o su sistema legislativo parecerá una enfermedad de difícil cura hasta que venga un encantador que despierte a las masas. Como Vds. han observado aquí hablamos porque no debemos favores a nadie, ni pedimos subvenciones para mantener la asociación ni queremos euros que son de Vd. ¡Queremos justicia!

Queremos leyes sensatas, racionales que exijan, sí, pero que busquen el consenso entre cuando y cómo se puede exigir y siempre desde la negativa a la doble imposición fiscal.

España necesita gente involucrada en cambiar la situación, menos parlanchines  apegados a su terruño.

Respeto y humildad ante personas benefactoras que donan altruistamente, un poquito de lo que tienen o mucho más de lo que pueden.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

More from Movimientos ciudadanosMore posts in Movimientos ciudadanos »

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *